¿Hasta dónde debes cambiar por sostener tu relación de pareja?

Mucho escuchamos acerca de amar a las personas tal y como son, pero se habla a la ligera porque no nos detenemos a analizar que lo que verdaderamente sucede cuando tratamos de entablar una relación de pareja donde los integrantes se niegan a ser flexibles a cambiar o adaptarse a la forma de pensar de la contraparte es el nacimiento de una relación “destructiva”, principalmente cuando alguna costumbre, forma de pensar o actuar está siendo incomoda para el otro y por consiguiente comienza a deteriorar la relación y romper los lazos que la deberían sostener.

Por otro lado, suele suceder que cuando uno de los integrantes se niega a cambiar algo que a todas luces es incorrecto para la convivencia en armonía, la contra parte empieza a ceder y permitir actos equivocados que pasan por encima de los ideales propios y lo que sabemos es correcto, entonces llega la pregunta, ¿Hasta dónde debemos ser flexibles y comprender a la pareja sin caer en la permisión y el olvido de lo que es necesario para el desarrollo de una relación de pareja sana? Y llamamos “sana” a una relación con características que la vuelvan sólida como son el apoyo, la confianza, el respeto, el cariño, la comunicación, etc.

La respuesta es simple: todo aquello que comience a convertir tu relación en algo destructivo y en lugar de obtener tranquilidad y apoyo comience a ser una fuente de ansiedad, frustración, caos, etc., es inaceptable, y debemos buscar el diálogo para hacer un cambio y llegar a un común acuerdo con el fin de corregirlo, de no ser así, lo que debes preguntarte es: ¿De qué te sirve estar en una relación que en lugar de darte satisfacción, confianza y cariño, estás constantemente sintiendo fricciones, indiferencia y el deseo de que la persona con la que estás sea diferente? A todas luces esto es un reflejo de que entre ambas partes lo que falta es compatibilidad, ser afines, que es la base para la funcionalidad de una relación, de no ser así, por más atracción física que sientas hacía la otra persona, no es posible formar una relación de pareja sólida ya que todo el tiempo habrá choques que no se podrán solucionar justo por la falta de compatibilidad, por ello es de suma importancia aprender qué es la compatibilidad, aprender a dialogar y a superar el egoísmo que muchas veces obstaculiza que podamos formar relaciones sanas y sobre todo debemos buscar la individualidad para no permitirnos pasar por encima de lo que sabemos es correcto con tal de no perder a la contraparte.

Seguiremos dándote información que te dará claridad al respecto, hasta la próxima.

Un Comentario

  1. Claudia Gonzalez

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*